¿Qué hacer después de un sismo?

Es difícil estar preparado para vivir desastres naturales, por lo que es muy importante tomar las precauciones necesarias, el Servicio Sismológico Nacional de la UNAM nos proporciona las siguientes recomendaciones:

  1. Intente mantener la calma. 
  1. Efectúe con cuidado una completa verificación de los posibles daños de la casa. No hacer uso del inmueble si presenta daños visibles.
  1. No encienda cerillos, velas, aparatos de flama abierta o aparatos eléctricos, hasta asegurarse de que no haya fuga de gas.
  1. En caso de fugas de agua o gas, intente cerrar la llave de paso si está a la mano, reporte las fugas inmediatamente a la entidad correspondiente.
  1. Compruebe si hay incendios o peligro de incendio y repórtelo a los bomberos. 
  1. Verifique si hay lesionados y busque ayuda médica de ser necesaria.
  1. Evite pisar o tocar cualquier cable suelto o caído.
  1. Limpie inmediatamente líquidos derramados como medicinas, materiales inflamables o tóxicos.
  1. No coma ni beba nada contenido en recipientes abiertos que hayan tenido contacto con vidrios rotos.
  1. No use el teléfono excepto para llamadas de emergencias; encienda la radio para enterarse de los daños y recibir información. Colabore con las autoridades.
  1. Esté preparado para futuros sismos (llamados réplicas). Las réplicas, generalmente son más leves que la sacudida principal, pero pueden ocasionar daños adicionales.
  1. Manténgase informado. No propague rumores.
  1. Aléjese de los edificios dañados.
  1. Verifique los roperos, estantes y alacenas, ábralos cuidadosamente, ya que le pueden caer los objetos encima.
  1. En caso de quedar atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.

Fuente: Servicio Sismológico Nacional | UNAM, México 

Comparte con tus amigos